Higiene del Sueño en Niños

La Importancia de la Higiene del Sueño en Niños

Los niños suelen de manera frecuente padecer insomnio y las causas quizás sean más variadas que aquellas por las cuales un adulto puede tener problemas para dormir bien. Es que durante la infancia, el niño o niña está expuesto a una serie de cambios en sus hábitos que pueden generarle miedo, inseguridad, y sensación de desprotección que se traducen en el hecho de no lograr un buen sueño durante la noche.

En este sentido, la higiene del sueño en niños tratade abordar todos los factores, tanto físicos como psíquicos que intervienen en la preparación del cuerpo para disponer al sueño.

Es fundamental que los padres aprendan a reconocer cuándo el niño tiene problemas para dormir, pues a diferencia de los adultos, el niño necesita de ellos para conseguir una solución a su problema de insomnio, en este caso específico.

Tres Claves de la Higiene del Sueño en Niños

  1.  En los primeros cinco años de vida (en promedio) el niño enfrenta cambios en su rutina, y uno de ellos es el hecho de abandonar la habitación de los padres o el dormir acompañado por alguno de ellos, para comenzar a dormir en una habitación propia, donde muchas veces se encuentra solo, en el caso que no tenga hermanos (mayores o menores) que acompañen con su presencia en la misma habitación. Esto genera un estado de incertidumbre e inseguridad en el niño, en la mayoría de los casos sumando a esto la oscuridad al dormir o la posibilidad de escuchar ruidos que a él le parezcan extraños. ¿La solución? Acompañar en la habitación al niño durante los primeros días, retirando progresivamente la presencia del padre o madre de su lado. En pocas semanas, el niño habrá experimentado seguridad al dormir y encontrará en su habitación un lugar cómodo y seguro.
  2. La alimentación es otro factor clave de la higiene del sueño en niños. En la cena, deben eliminarse las comidas rápidas, como salchichas, hamburguesas, snacks e incluso las bebidas gaseosas. Reemplaza estos alimentos por arroz en diferentes preparaciones, un plato de pasta, o un trozo de carne sin piel ni grasa acompañado de ensalada (incluye cualquier vegetal que quieras).
  3. La rutina también influye en el sueño del niño: cuando no tiene actividades constantes y planificadas  y por ello tiende a comer y/o a dormir en cualquier horario, es muy probable que durante la noche el niño no experimente ganas de dormir, porque ya lo ha hecho en diferentes momentos a lo largo del día. Establecer una rutina de actividades y controlar el sueño del niño durante el día es fundamental.

Para lograr un ambiente adecuado para la higiene del sueño en niños, durante el día manten abiertas las ventanas de la habitación donde el pequeño duerme, para obtener una buena ventilación. Ordena y mantén tambien limpia la habitación, desodorizando el aire con algún perfume para ambientes de aroma de su elección. El niño encontrará a la noche un lugar acogedor y agradable donde descansar.

Si este articulo te fue útil  porfavor agreganos en tu perfil de google plus, alli recibirás mas información de manera periódica sobre el insomnio infantil, Solo Haz Click Aqui

Si te gustó compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Etiquetas: ,
Post Previo
Eliminar los Ronquidos
Tratamiento para los Ronquidos

Tips y Recomendaciones Para Eliminar los Ronquidos

Post Siguiente
Alimentos Adecuados Para Dormir Bien
Dietas para el Insomnio

Como Reconocer los Alimentos Adecuados Para Dormir Bien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *