Tratamientos para el insomnio

Tratamiento Para Niños Con Problemas de Sueño


“Mami, no me puedo dormir”, es unafrase frecuentemente repetida por muchos niños y niñas que, tras no poder conciliar el sueño, buscan la ayuda de sus padres –en este caso, la madre- para poder dormir bien. Sin embargo, lejos de ser una situación pasajera, no tomar recaudos sobre cómo ayudar a los niños con problemas de sueño para que puedan efectivamente dormir bien puede traer consecuencias a largo plazo, ocasionadas por el mal sueño, como falta de concentración del niño en la escuela o en sus actividades diarias, situaciones de pánico o miedo, falta de contención de orina durante la noche, entre otras.

Por otra parte, esto también tiene su impacto en los padres, que a causa de esta situación, en la mayoría de los casos, tampoco gozan de un buen dormir, que también se refleja en cansancio, fatiga, dolores corporales y otros efectos que le impiden estar activos al ciento por ciento al día siguiente.

Consejos Para los Niños con Problemas de Sueño

Ante esta situación, es recomendable hablar con el niño o niña, acerca de sus preocupaciones o situaciones que pueden mantenerlo preocupado, y que pueden desarrollarse en diferentes ámbitos de su vida cotidiana. A veces, si algún niño de su clase lo maltrata, es víctima de burlas por parte de sus compañeros o recibe malos tratos de su maestra, el pequeño no logrará dormir porque piensa en la situación posible que vivirá al día siguiente.

Por esto, un buen diálogo con el niño es el trampolín para no sólo encontrar la solución al insomnio sino también a algunas otras cuestiones, como en el caso puntual planteado de bullying o maltrato.

En otras ocasiones, los niños con problemas de sueño pueden experimentar miedo de encontrarse solo en su habitación, muchas veces a oscuras, y sin la presencia de sus padres, a la cual estaba acostumbrado. En estos casos, se aconseja mantener la luz prendida al menos mientras el niño intenta dormir o que la madre o el padre estén presentes hasta que él concilie el sueño.

Otra buena opción es colocar música suave para lograr un ambiente cálido para que el niño duerma, y que no esté pendiente de ruidos extraños que puedan escucharse durante la noche y que le generan miedo o pánico. Asimismo, si el niño es menor de tres años, se aconseja utilizar pañales en la noche para que el pequeño no esté pendiente de controlar la orina. La quita del pañal debe ser progresiva y a medida que el niño va tomando confianza en sus propias capacidades.

Recomendaciones Finales

Uno o varios de estos consejos para los niños con problemas de sueño son los que tienes que aplicar para asegurar un buen dormir de tus hijos, y para estar también tú tranquilo de que por las noches no se encuentra despierto, experimentando miedo en su habitación, sin poder dormir. Para mejores resultados, procura que el niño no coma dulces o golosinas, al menos en un rango de tiempo de tres o cuatro horas antes de ir a dormir.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *