Síntomas del insomnio

La Ansiedad y su Nefasta Relación con el Insomnio

No es ninguna novedad. El insomnio causado por el estrés y la ansiedad puede ser devastador para la salud, tanto a corto como largo plazo. Con una cuadro de ansiedad prolongado y constante disminuirás tu rendimiento en el trabajo y tu estado emocional no será menos que caótico.

Ser capaces de encontrar una solucion a la ansiedad seguramente traerá alivio a largo plazo sin tener que depender de pastillas para dormir que puede ser nocivos para tu salud física y mental.

Sin embargo comencemos por algo importante. Casi todo el mundo experimentará ansiedad e insomnio en algún momento de su vida. Debido al rápido ritmo de un estilo de vida moderno, nadie se libra de gran parte de las preocupaciones y presiones propios de nuestra vida en alguna circunstancia.
Entonces hay quienes tienen padecen ansiedad e insomnio desde temprano por las mañanas. Cuando sus ojos se abren, (si es que logran dormir) inmediatamente empiezan preocupándose nuevamente sobre lo que harán en el día y son incapaces de descansar porque están ahora estresados, ansiosos, lo que  aumenta la frecuencia cardíaca y no les permite dormir por las noches.

Los principales disparadores de la ansiedad asociados al insomnio son los siguientes:

-Estrés
-Problemas económicos.
-Emociones no manejadas.
-Preocupaciones.
-Grandes eventos.
-Pérdidas.

Son varias las formas de poder manejar la ansiedad para dormir correctamente, a continuación las tres principales

Tres Principales Técnicas Para Curar la Ansiedad que Genera el Insomnio

1) Maneja tus Preocupaciones Antes de Acostarte.

Fundamentalmente y a corto plazo, deberías comenzar trabajar primero en tus problemas antes de acostarte, así evitarás estar reflexionando sobre ellos a la hora de dormir.

A más largo plazo, pensar positivamente y tener una disposición positiva te ayudará mucho. Generalmente, siempre tienes control sobre tus emociones. Si decides estar triste hoy día, lo estarás, pero si en cambio decides ser feliz, lo serás también. Es importante tener metas claras y una dirección en tu vida, esto te ayudará a reducir la ansiedad y en consecuencia el insomnio.

2) Aprende Métodos de Relajación.

Para lidiar con tu actual insomnio, tienes que aprender a relajar completamente tu cuerpo.

Relajar tu cuerpo es vital, ya que para relajar la mente, tienes que empezar con tu cuerpo. Si tu cuerpo está totalmente relajado, es imposible sentir estrés. Por lo tanto, desarrolla una práctica cotidiana de la relajación, en la cual puedas relajar completamente tu cuerpo ya que es fundamental, sobre todo, comenzar con un grupo muscular a la vez.

Aprender técnicas para relajar tu cuerpo mejorará enormemente tu capacidad para dormir. Muy a menudo, la causa de una mente despierta es un cuerpo tenso, así que tienes que aprender a calmar y relajar tu cuerpo para ayudarlo a dormir. Hay una serie de ejercicios de relajación del cuerpo que podrás encontrar en este blog y en internet.

Una vez que estés en la cama por las noches, siéntate apoyando la cabeza de espalda y toma varias respiraciones largas, lentas y profundas. Cierra los ojos y relaja tus párpados. Ahora, comenzando con los dedos, relaja cada parte de tu cuerpo alternadamente. Sólo sé consciente de la parte del cuerpo en que te estés enfocando y repite “tranquilo…”
De esta manera puedes empezar tu escáneo corporal. “Dedos de la izquierda… tranquilos… pie izquierdo, relájate… tobillo izquierda, relájate…”

Así poco a poco, utilizando el tiempo que necesites deberás relajar cada parte de tu cuerpo.

Generalmente encontrarás que antes de completar la exploración de tu cuerpo, estarás dormido. Si aún así te despiertas debrás comenzar con calma nuevamente.

Una exploración de tu cuerpo cada noche, combinado con practicar relajación física diaria, podrá ser de mucha ayuda para combatir la ansiedad y el insomnio.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *