Síntomas del insomnio

El Cambio de Clima es Una de las Causas del Insomnio Más Común

Las causas del insomnio pueden ser de diverso índole, y aunque parezca poco creíble el clima puede tener mucho que ver con este padecimiento. Si vives en alguna región o ciudad con un clima que está sujeto a las cuatro estaciones de manera muy marcada, es muy probable que esté propiciando tu insomnio en ciertas épocas del año.

A muchas personas muy a menudo les resulta más difícil conciliar el sueño durante los meses finales del otoño e invierno. Algunos lo atribuyen a las mayores horas de luz ligadas a los climas veraniegos o primaverales o al descenso u ascensos bruscos del cambio de temperatura en muchos casos.

En conclusión una de las causas del insomnio podría ser el cambio en el clima, pero la solución podría ser tan fácil como abrir una ventana. El aire fresco parece ayudar a muchas personas a quedarse dormidas.

Generalmente durante los meses más cálidos tendemos a abrir las ventanas de nuestro hogar… Tener un suave flujo de aire fresco en la habitación nos suele relajar mientras dormimos y si el clima es agradable casi pasa sin darnos cuenta en absoluto.

En los meses más fríos, en cambio, todo se torna un poco más difícil. No solemos asomarnos mucho por la ventana (no son muy agradables escenas de ambientes fríos y húmedos  y tampoco contemplamos en lo mas mínimo la idea de abrir una ventana cuando vamos a la cama. Luego se dificulta mucho mas cuando no contamos con una calefacción adecuada por lo que el frío puede hacer mella en nuestra calidad de sueño afectando el descanso reparador que debiéramos tener.

El Clima y el Aire que Respiramos Puede ser Una de las Causas del Insomnio

Cuando nuestra casa está cerrada en invierno, se convierte en un mundo propio. El aire no circula bien y se vuelve de poca calidad. Luego nos vemos obligados a respirar un aire que no ha sido distribuido correctamente lo cual puede dificultar un sueño adecuado y ser una de las causas del insomnio que padecemos.

Sin embargo, y esto es importante considerar, hay varias maneras de conseguir que el aire se mueva correctamente incluso cuando la temperatura está fría allá afuera. Algunas sugerencias que podrías probar son:

  • Un purificador de aire. Puedes conseguirlas en una infinidad de tiendas (tiendas electrónicas  supermercados, etc). Muchos son portátiles y estos te permiten utilizar el purificador en tu dormitorio en la noche y llevártela contigo a otra habitación u oficina durante el día.
  • Un ventilador de techo. Los ventiladores de techo están diseñados con un doble propósito. Ayudan a enfriar una habitación durante los meses más cálidos y luego ayudar con la circulación del aire durante los meses más fríos. Aunque vienen con instrucciones detalladas de instalación, es recomendable asesorarte con un técnico o electricista para su correcta instalación.
  • Aire acondicionado. Los de modelos más recientes están diseñados para mantener el aire en una casa en circulación constante. También ayudan a mantener el aire limpio permanentemente. En un clima donde exista una temperatura muy baja, tener un eficiente aire acondicionado es muy importante.

Si vives en un clima donde la temperatura no suele ser demasiado baja, y mas bien templada, puedes aprovechar para mantener la ventana abierta un poco todo el año. Mantener ese flujo constante de aire fresco y nuevo, entrando en la sala ayudará a disminuir las probabilidades de desarrollar insomnio, porque tu cuerpo no respirará el mismo aire viciado noche tras noche.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *