Tratamientos para el insomnio

Cómo Enfrentar la Ansiedad e Insomnio Eficazmente


Las situaciones de ansiedad y de estrés son la causa más común en las personas que padecen insomnio, las cuales tienen serios inconvenientes para la relajación de su cuerpo y de su mente. Es inevitable tener que enfrentar situaciones de preocupación, incertidumbre, inseguridad o momentos de cambios en la vida cotidiana que generan ansiedad y estrés. Por eso la ansiedad e insomnio van de la mano, ya que al estar preocupados por algo en particular, acarreamos problemas al momento de dormir, lo que se conoce comúnmente como trastornos del sueño.

Si las situaciones de ansiedad y estrés son inevitables, entonces lo que se necesita es aprender a practicar técnicas de relajación que ayuden al bienestar corporal y mental, preparando al cuerpo para el sueño, y para enfrentar al día siguiente todas las obligaciones diarias que implican la rutina de cada persona.

Curar la Ansiedad e Insomnio Con Técnicas de Relajación

Para practicar estas técnicas de relajación debes hacerlo antes de que te vayas a dormir, utilizando la cama como superficie de apoyo o una colchoneta ubicada sobre el piso de cualquier ambiente de tu casa.

Lo importante es que este ambiente se encuentre a oscuras, en lo posible con buena ventilación –en el caso que sea invierno o la temperatura sea baja, lo recomendable es que durante el día el ambiente haya tenido buena ventilación- y selecciona previamente una música suave y lenta, como del género chillout o jazz, sonidos binaurales y de preferencia que sean instrumentales. De este modo, ya tienes ambientado tu lugar para comenzar con las técnicas de relajación contra la ansiedad e insomnio.

  • Colócate sentado en el suelo, con las piernas cruzadas entre sí y las manos sobre ellas, dejando caer todo el peso de los hombros y de los brazos hacia abajo, pero manteniendo tu espalda recta.
  • Mueve tus hombros en simultáneo, realizando movimientos circulares, primero hacia adelante y luego hacia atrás, contando diez movimientos hacia cada lado. Luego, mueve tu cabeza también en círculos, girando el cuello, hacia la derecha y hacia la izquierda.
  • Siguiendo en la misma posición, toma aire de manera profunda y lenta y levanta tus manos hacia arriba, estirando los brazos hacia el techo, como si quisieras tocarlo con tus manos. Realiza movimientos circulares con tus manos, girando tus muñecas, hacia el costado izquierdo y luego hacia el costado derecho. Baja lentamente tus brazos hacia la posición original en la cual se encontraban, exhalando el aire de los pulmones de a poco.
  • Quédate sentado durante el tiempo que necesites para lograr una buena relajación. Intenta no pensar en nada que se relacione con tus obligaciones del día siguiente, con tus preocupaciones, tu situación económica o sentimental, o cualquier otra idea que pueda obstaculizar una relajación integral.
  • Escucha la música, piensa en momentos buenos y lindos que hayan ocurrido en cualquier momento de tu vida, o imagina un paisaje que te guste, sea real o ficticio.

Repite diariamente está técnica de relajación para la ansiedad e insomnio, e incluso si quieres y tienes tiempo puedes practicarla dos veces al día, por ejemplo, antes de almorzar y luego de la cena.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *