menopausia insomnio

La Menopausia y su Relación Con el Insomnio

La menopausia es un proceso donde se experimenta grandes cambios en el cuerpo de la mujer, siendo el retiro de la menstruación y el fin de la fertilidad femenina los dos aspectos más sobresalientes. En este proceso se registran síntomas que son propios del período metabólico de las mujeres. Las sudoraciones o los sofocos son dos de los síntomas más conocidos, pero también el binomio menopausia-insomnio es muy frecuente.

Esto se debe principalmente a que los sofocos, la sensación de calor para luego pasar a sentir frío o las sudoraciones suelen también producirse durante la noche, en las horas de sueño, lo que impide a la mujer un sueño constante. ¿Qué hacer entonces ante esta situación que parece difícil de controlar? La menopausia no puede controlarse pero sí sus efectos.

Menopausia e Insomnio: Consejos para Aplicar

Cuidar la alimentación, es un consejo que no sólo sirve para esta etapa puntual de la vida de la mujer, sino que una nutrición saludable y equilibrada es siempre el primer paso hacia un buen funcionamiento del metabolismo en general. Procurar la eliminación de consumo de grasas saturadas, comidas fritas, salsas y bebidas gaseosas durante la cena pueden ser factores claves, buenos aliados para un mejor dormir.

En muchos casos, se necesita la intervención de un médico que indique algún fármaco como es el caso de ansiolíticos o antidepresivos, pues las mujeres pueden experimentar situaciones de ansiedad, angustia o estrés que deben ser controladas clínicamente. En otras ocasiones, ante el cambio hormonal que se produce en el cuerpo femenino, lo que el médico indica son hormonas, como el caso de las pastillas de anticoncepción que contienen estrógenos, para regular el sistema endócrino y mitigar los efectos de la menopausia.

En cuanto a esto, las hormonas pueden provocar momentos de angustia o nostalgia, como así también –y de manera inesperada, de un momento a otro- exceso de energía y excitación. Para controlar estos “altibajos” de las emociones, es recomendable practicar algún tipo de gimnasia como yoga o Pilates. Además, también los masajes o las técnicas de acupuntura son muy buenas para lograr una relajación del cuerpo y de la psiquis.

Por otra parte, mantener tu mente ocupada con otras cuestiones que no sean la menopausia insomnio, te ayudarán a que tu cuerpo no esté pendiente, esperando el próximo sofocón. Para ello, puedes comenzar a realizar alguna actividad artística que te guste, aprender un idioma en línea, hacer trabajos manuales o artesanales, entre otras ideas. Incluso, puedes dedicar a cualquiera de estas actividades (siempre y cuando puedan hacerse en la comodidad de tu casa) entre media a una hora antes de ir a la cama.

Hacer aquellas cosas que te generan placer y plenitud, y que te alejan de las preocupaciones de tu mente, siempre son bienvenidas, porque preparan también tu mente y tu cuerpo para relajarse durante las horas de sueño. La menopausia e insomnio son uno de los síntomas más frecuentes, pero también es uno de los que más efectivamente se pueden controlar.

 

Si te gustó compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Etiquetas:
Post Previo
Alimentos Adecuados Para Dormir Bien
Dietas para el Insomnio

Como Reconocer los Alimentos Adecuados Para Dormir Bien

Post Siguiente
Remedios Caseros Para Dormir
Remedios para el Insomnio

Realmente Funcionan los Remedios Caseros Para Dormir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *