insomnio y sus síntomas

La Importancia de Reconocer al Insomnio y sus Síntomas

Existe diversos síntomas bajo los cuales pueden manifestarse el insomnio, sin embargo hay uno fundamental: no puedes conciliar el sueño durante mucho tiempo durante la noche, pero no todo termina allí. Muchas veces también el insomnio se relaciona con otros trastornos del sueño, en los cuales te adormeces por poco tiempo y luego te despiertas, volviendo a experimentar problemas para lograr dormir nuevamente. Esto sin dudas deja huellas en tu organismo, a nivel físico y a nivel mental, por lo cual del insomnio síntomas hay muchos.

Asimismo, ciertas situaciones por las cuales una persona puede atravesar de manera cotidiana también te permiten prever si luego, a la noche y cuando intentas dormir, tendrás problemas para lograrlo. En estos casos, es mejor conocer estas situaciones para implementar algunas técnicas que permitan tener un buen sueño.

Los Cinco Síntomas de Insomnio Más Frecuentes

  1. El síntoma más frecuente es cuando durante el día tienes serios inconvenientes para realizar tus tareas de manera correcta: concentrarte, poner atención en una cuestión específica, retener datos o informaciones en la memoria, olvidar los pasos para hacer algo, son apenas algunas de las “fallas” de tu cuerpo al día siguiente de una noche en la cual has dormido evidentemente muy mal. Esto puede deberse también a un problema de bajas defensas corporales, pero aun así, cuando solucionas esto, la única causa que queda al descubierto es el insomnio.
  2. Las situaciones de estrés o ansiedad son claves para tu organismo, pues el cuerpo se encuentra en un estado de tensión continua y constante, que tampoco le permitirá una correcta y adecuada relajación en la noche. Dentro del problema del insomnio, síntomas como éstos son muy frecuentes, sobre todo en aquellas personas que no lo experimentan de manera crónica, sino que se relaciona con situaciones esporádicas por las cuales atraviesan.
  3. Los excesos de comida durante la cena también son un síntoma de que tu estómago lleno impedirá que duermas bien. Por el contrario, no comer nada en la cena, también obstruirá tu sueño. ¿Qué hacer entonces? El equilibrio perfecto es ingerir una buena cantidad de hidratos de carbono, que causarán una lenta digestión, por lo cual no volverás a sentir hambre durante la noche. Asimismo, evita las comidas con mucho contenido graso como las comidas rápidas, las golosinas, las bebidas sabor cola o bebidas gaseosas en general y sobre todo, la cafeína o cualquier bebida que la contenga, como es el caso de las bebidas energizantes.
  4. El insomnio puede provocar la aparición de ojeras: se trata áreas de color grisáceo o azulado que aparecen debajo de los párpados inferiores. Esto se debe a una mala circulación de sangre y a su vez, la incorrecta función del flujo sanguíneo pone en evidencia problemas alimenticios o falta de hidratación corporal.
  5. Por último, relacionado con el insomnio, síntomas como dolores corporales pueden estar alertando a la persona de alguna afección en zonas específicas del cuerpo. Por ejemplo, una persona que sufre de dolores de cabeza constantes (afección conocida como jaqueca) es probable que tenga serios problemas para lograr dormir de buena manera.

Es importante reconocer el insomnio y sus síntomas, depende de ti analizar cuales pueden estar afectándote, recuerda siempre que es importante que visites a  algún especialista que pueda darte un mayor diagnostico para comenzar a solucionar tu problema.

Si te gustó compártelo!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Etiquetas: ,
Post Previo
Niños Con Problemas de Sueño
Insomnio Infantil

Tratamiento Para Niños Con Problemas de Sueño

Post Siguiente
Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño
Apnea del Sueño

Lo que Debes Saber Sobre el Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño

Comentarios

    • Juan
    Responder

    no se que problema de la circulación tendré que al acostarme para dormir me da insomnio, previamente me muero de sueño, hago la cama preparo las cosas para el día siguiente levantarme temprano, me acuesto y la circulación ya es otra, se acelera y comienza el insomnio, duermo tarde me levanto tarde y mi día se arruinó porque e dormido poco, y así con este circulo vicioso que no me deshago hasta ahora y me agobia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *